Eta Carinae (NGC 3372)

Allí donde la Vía Láctea, en su extremo más meridional, cruza la Constelación de Carina encontramos una de las regiones más brillantes del cielo, sin parangón en ningún lugar del Hemisferio Norte…

…un monstruo todavía más brillante y extenso que la mismísima Nebulosa de Orión, a pesar de situarse seis veces más lejos que ésta, y en cuyo interior se localiza una criatura todavía más monstruosa…

…una estrella que brilla con una luminosidad cinco millones de veces más potente que el Sol y 150 veces más masiva, un astro colosal con brutales variaciones en su brillo a lo largo de la historia, con eyecciones de su materia equivalente a la de tres soles de una sola vez…

…una estrella descomunal, imprevisible, que lejos de mostrarse como una más entre trillones ha merecido el comentario del experto profesor Kris Davidson, de la Universidad de Minesota: Eta Carinae no es sólo una estrella variable… ¡Eta Carinae está loca!.

Carina (La Quilla) es una vasta región del cielo austral que, junto con Puppis (La Popa), Vela y Pyxis (La Brújula) constituyeron la antigua Constelación del Gran Navío Argos (hablaremos de él al final del artículo, en la sección de mitología), antes de que Nicolas Louis de Lacaille las separara en entidades independientes con el objeto de su mejor estudio, pues el total de la zona sumaba unas 300 estrellas.

La presencia de la Vía Láctea hace de Carina una de las constelaciones más notables de todo el cielo, y en ella encontramos a la segunda estrella más brillante, tras Sirio (Alpha Canis Majoris). Se trata de Canopus (Alpha Carinae), una supergigante blanco-amarillenta de -0.7 de magnitud. Esta estrella no llega a alcanzar en Cádiz los dos grados de altitud sobre el horizonte y hay que ir hasta las costas del norte de África para divisarla con garantías. Otras notables e interesantes estrellas son Miaplacidus (Beta Carinae) y Avior (Epsilon Carinae). También, entre innumerables cúmulos, en esta constelación se sitúa IC 2602, un precioso cúmulo estelar conocido como Las Pléyades del Sur, visible a ojo desnudo, pues contiene una estrella de tercera magnitud, Theta Carinae (θ Car) . Como su homónima boreal, ofrece hasta media docena de estrellas a simple vista, y con binoculares o telescopios pequeños el número de éstas se dispara ocupando un área del cielo de un grado de diámetro. Pero, como se ve en la siguiente composición, la zona es inagotable en cuanto a objetos de cielo profundo y hay donde entretenerse durante muchas sesiones de observación. No se vuelvan locos, en esta imagen el sur está arriba y el este a la derecha:

Para los observadores acostumbrados a la contemplación de los cielos australes, la localización de NGC 3372, o Nebulosa Eta Carinae, llamada también Nebulosa de la Quilla, no ofrece dificultad alguna.

Dirigiendo la mirada hacia el conocidísimo asterismo de la Cruz del Sur, se encontrarán rápidamente, a la izquierda de ésta (al este) las dos estrellas apuntadoras, Alpha Centauri y Hadar, y justo al lado contrario de Crux, al oeste, una mancha en el cielo perfectamente visible a ojo desnudo, si los cielos son suficientemente oscuros.

Situada entre tres cruces (Crux al este, la Falsa Cruz al oeste y la Cruz del Diamante al sur), es la más grande nebulosa de emisión en todo el firmamento. Si M42, en Orión, ocupa una superficie aparente de un grado, Eta Carinae se extiende por un área de 2 x 2 grados, esto es, por cuatro grados cuadrados, que corresponde a 260 años-luz de diámetro real (M42 tiene unos 24 años-luz). Y todo ello a pesar de distar del Sistema Solar 7.500 años-luz, seis veces más allá que la Nebulosa de Orión, que “sólo” está a 1.270 años-luz.

Debido a su situación, a partir de 60º S de declinación, su observación no es posible más al norte del paralelo 30º N, e incluso resulta dificultosa a partir de 20º N, pues se encuentra muy baja sobre el horizonte y las perturbaciones atmosféricas distorsionan la visión. Esto excluye a México, el Caribe, Cádiz y todas las ciudades de Europa y Estados Unidos y a la mayor parte de las asiáticas, lugares desde donde no es posible su contemplación. Por el contrario, en latitudes como Bahía Blanca en Argentina o Valdivia en Chile ya es circumpolar.

Compuesta en su mayor parte por hidrógeno y una cuarta parte de helio, con presencia testimonial de elementos metálicos, la nebulosa presenta zonas oscuras que la dividen en tres lóbulos el más brillante de los cuales tiene la forma de un triángulo en cuyo vértice más céntrico se ubica la estrella Eta Carinae, junto a la Nebulosa de la Cerradura.

El interior de la Nebulosa Eta Carinae es todo un mundo de sucesos. Potentes vientos estelares, que acabarán con ella al correr de los tiempos, cúmulos estelares por doquier, poderosas emisiones de rayos X que aún nadie sabe explicar, regiones de formación de estrellas, nebulosas más oscuras con caprichosas formas que se mezclan con estructuras mucho más brillantes, se ofrecen al observador, sobre todo al ocular de los potentes telescopios orbitales que nos revelan multitud de procesos en su seno.

Las imágenes obtenidas por observatorios espaciales como el Spitzer en infrarrojo, o el Chandra en rayos X, además de las del Telescopio Espacial Hubble, nos permiten conocer cada vez mejor esta fascinante nebulosa.

Cerca de la región donde está Eta Carinae se encuentra una mancha oscura que tiene la forma del agujero de una cerradura antigua, y que por eso se llama Nebulosa de la Cerradura. Esta mancha es sólo un hueco, un vacío en el espacio, y no materia oscura que se interponga en el camino como ocurre en otras nebulosas, aunque esta opinión no es unánime, y muchos piensan que se trata de nubes de gases y polvo a muy bajas temperaturas. Muy cerca de ella, otra nebulosa oscura, mucho más pequeña, dibuja la forma de un dedo en gesto obsceno, que ha recibido el nombre de “El Gesto de Dios”, aunque el dedo conocido con el mismo nombre, en la figura que representa a Dios en el fresco de Miguel Ángel , en la Capilla Sixtina, no tiene la misma actitud.

La Nebulosa de la Cerradura aparece escoltada por la estrella Eta Carinae, un astro monstruoso, descomunal, que llegaría hasta la órbita de Júpiter en el lugar que ocupa el Sol, y que con la masa equivalente a la de 150 veces nuestra estrella, ha sido considerada la más masiva hasta el reciente descubrimiento de R136a1, en la constelación del Dorado, en la Nube Grande de Magallanes.

Fue Edmundo Halley quien, en 1.677, la catalogó por vez primera, anotándola como una estrella de cuarta magnitud, pero los observadores notaron continuos cambios en su brillo, llegando a alcanzar la segunda magnitud hacia 1.730. Después de diversos retrocesos y aumentos en su luminosidad, a finales de 1.830 comenzó una falsa conversión en supernova, hasta que en el mes de abril de 1.843 alcanzó la magnitud de -0.8, y en ese momento se erigió en la segunda estrella más brillante del cielo, sólo superada por Sirio, pero ésta se encuentra a poco más de 8 años-luz. Eta Carinae está a 7.500. Erupciones procedentes del núcleo de la estrella provocan este tipo de procesos que hacen calificarla como “supernova impostora”.

Durante esta erupción, a mediados del siglo XIX, Eta Carinae expulsó al espacio circundante una cantidad de materia que equivale a casi 10 soles y superó en brillo a su vecina Canopus. En 1.858, de repente, la estrella volvió a apagarse, y desapareció para el ojo desnudo.

En 1.950, el gran astrónomo argentino Enrique Gaviola (Mendoza, 1.900-1.988) descubrió que Eta Carinae está rodeada por una pequeña nubosidad (de un tamaño equivalente a todo el Sistema Solar) en forma de “8”, a la que él mismo llamó “El Homúnculo”. La Nebulosa del Homúnculo es la impresionante consecuencia de la violenta erupción de 1.843, una estructura bipolar, con dos lóbulos, y un extenso aunque débil disco ecuatorial, que muy bien pudiera ser consecuencia de alguna explosión posterior, probablemente de finales del XIX. Todo este material se aleja de la estrella a la velocidad de 2.4 millones de km/h.

En la actualidad, la nubosidad que envuelve a Eta Carinae parece estar diluyéndose, devolviéndole a la estrella gran parte de su notoriedad, y se intuye que en muy poco tiempo (una década) podría recuperar el brillo de la época de Edmundo Halley, o sea, la cuarta magnitud.

Pero Eta Carinae tiene sus días contados. Una estrella tan supermasiva sólo puede desembocar en una próxima explosión en hipernova, esta vez verdadera, que será el acontecimiento celeste más impresionante jamás observado. Habrá vivido así, solamente, unos 2 ó 3 millones de años, Un suspiro, a escala cósmica, comparado con los 10.000 millones de años que vivirá nuestro Sol.

Mitología

Jasón es el héroe mitológico griego, hijo de un rey destronado, que parte en busca del vellocino de oro para recuperar el reino de su padre. El vellocino es la piel de un carnero oculta en un árbol, en la Cólquida, y custodiada por dos toros que escupían fuego por la boca y que tenían pezuñas de bronce, y por una serpiente gigante que no dormía nunca. Jasón se hace a la mar a bordo de Argos, el barco tripulado por medio centenar de héroes que recibirán el nombre de Argonautas, y entre los que se encontraban Cástor, Cefeo, Heracles, Orfeo, Polifemo y Teseo. Después de su estancia en la isla de Lemnos y de deshacerse de las Harpías, los Argonautas llegan a su destino y logran su objetivo con la ayuda de Medea, que era hechicera y se había enamorado de Jasón. Otras aventuras jalonarán el viaje de regreso, entre las que hay que destacar el asedio de las Sirenas.

Volver al principio del artículo.

Volver al principio de la bitácora.

Ir al Índice Temático.

Anuncios

21 comentarios to “Eta Carinae (NGC 3372)”

  1. Gabriel Gómez Says:

    En esta hermosa página web palpita la inteligencia y la voluntad de un ser que ama la ciencia y sabe descubrir su razón de ser.
    Felicitaciones!

    • Le aseguro que pongo alma, corazón y vida (como aquella antigua canción) en cada artículo que escribo, en cada palabra, y esto es posible que no pase desapercibido para el lector perspicaz, pero aún así, no creo ser merecedor a los excesivos halagos que usted me dedica.
      Mi agradecimiento sincero y un saludo cordial.

  2. Gali la verdad No me sorprende para nada todas tus investigaciones, son maravillosas. Muy bien explicados los articulos, cada uno de ellos tienen su importancia, mejor dicho les das la importancia que se merecen. Es un placer leerlos. Gracias por todas tus investigaciones, que, para mi, estaba muy lejos de aprenderlas, o mejor dicho de saberlas. Un abrazo, Felicitaciones.

    • Es que es una pena que, con los cielos que tenéis en vuestro Hemisferio, muchas personas no sean conscientes de la belleza que encierran, y ni siquiera alcen su mirada una sola vez en toda la vida. Desde luego, nada que ver con el triste espectáculo que la especie humana protagoniza aquí “abajo”.
      Muchas gracias, amiga Noemi, y un beso.

  3. El tan solo echo de que una estrella en un par de años cambie tan drasticamente de brillo ya es muy interesante! no me puedo imaginar que de un momento a otro sea tan brillante como la luna llena por una gran explosion; hace tiempo que lei sobre eta carinae y he esperado casi un año para dirijir mi mirada hacia esta constelacion esperando poder aunque sea observar alguna pequeña estrella o alguna mancha borrosa; hoy en dia al anochecer ya tengo de frente al sur a canopus que para mi es mas brillante que la misma sirio, y se que con canopus casi se acerca la llegada de eta carinae.
    Amigo galileo no se si en estos tiempos eta carinae tenga un brillo lo suficientemente fuerte para localizarla a simple vista, pero el solo echo de saber que esta ahi ya me causa placer; mis coordenadas estan exactamente en 20 norte y si puedo ver la cruz del sur y las estrellas punteras de centauro, creo tambien podre ver la nebulosa y estrella eta carinae. Gracias por tan emocionante articulo, Saludosssssss….

    • Podrá observar la Nebulosa culminar en el sur a unos 11 grados de altitud, pero la estrella probablemente aún no brille más de la sexta magnitud, y además está envuelta por la nebulosa, aunque recupera luminosidad rápidamente.
      Suerte, amigo Ángel, cielos despejados y feliz observación. Un abrazo.

  4. Siempre me ha fascinado observar esta parte del cielo, contiene, estrellas de todas las magnitudes y colores, y por supuesto la emblemática nebulosa Carina, (por quien tengo una admiración especial) se observa con su forma característica, dividida en 2, cerca de ésta hay otra nebulosa parecida pero, más tenue, al igual que la nebulsa de Orión no se pueden observar con sus colores reales, sólo se ven blanquecinas. Hay algo que no tengo claro, debido a las dimensiones, no sé si la nebulosa del Homúnculo es la parte brillante que ocupa el ángulo de uno de los lóbulos, (y en medio la neb. Ojo de Cerradura) cerca de la brecha oscura que divide a la nebulosa Carina en 2, o es mucho más pequeña, que sólo envuelve a Eta Carinae. Muchas gracias Sr. Galileo.

    • La Nebulosa del Homúnculo no podemos observarla con nuestros telescopios amateurs. Con fuertes aumentos, podemos distinguir la Nebulosa de la Cerradura, y la hendidura que divide a todo el conjunto es mucho más fácil de discernir.
      Un cordial saludo, Hedin.

  5. Yo, cada vez me siento tan impotente delante estás maravillosas imagenes y es un gran placer leer,ver algo del más allá . Mí curiosidad es saber algo más de los Años luz ? por ejemplo, la distancia entre la Tierra y la constelación de la Osa Mayor ? qué es un año luz ? Se imagena pero es díficil de pensarlo. Sé muchísimas cosas pero siempre queda algo más por saber !!

    • Un año-luz es la distancia que recorre un fotón de luz en un año (365.25 días) y equivale a algo menos de 9.500.000.000.000 km, o sea, 9 billones y medio de kilómetros.
      Otra unidad utilizada por los astrónomos, en ambientes más especializados, es el parsec, que equivale a 3.25 años-luz.
      No podemos hablar de distancias entre nosotros y una constelación en su conjunto, pues sus estrellas están a distancias muy diversas. En el caso de la Osa Mayor, por poner un par de ejemplos, Alioth está a unos 82 años-luz, mientras Dubhe se encuentra a 124.
      Saludos cordiales.

  6. como siempre te digo me encanta como nos describes todos los detalles
    y las fotografias que aire de luz les dan al articulo,que buen trabajo.
    besitos…..

    • La exposición clara y asequible de los temas astronómicos es tan importante para mí como el rigor científico, querida Ana. También me preocupa la adecuada selección de fotografías y gráficos que apoyen suficientemente las explicaciones. Unas veces se consigue, otras no tanto.
      Muchas gracias por tu opinión tan positiva, y un besito.

  7. Cuando me asomo a la bitácora nunca sé que nueva sorpresa me encontrare, pero esta vez sin dudas es de lo mas, las foto hablan por si sola son espectaculares. De verdad querido Gali que la tal Eta Carinae esta loca, ¿esa explosión tan espectacular que nos comenta será visible desde nuestro planeta tierra? casi siento un poquito de miedo, gracia y besos.

    • La explosión, cuando se produzca, brillará aún más que la Luna llena, y será visible por tanto sin dificultad, aunque desde los mismos lugares de la Tierra donde hoy se puede observar a la estrella. Por tanto, no se verá en España.
      Dada la enorme distancia de 7.500 años-luz, la explosión de rayos gamma (GRB) sólo afectaría, en todo caso, levemente a nuestra capa de ozono, y de forma muy transitoria, y no tendría mayores consecuencias. Puede que ni siquiera eso.
      Amiga Cari, gracias como siempre, y muchos besos.

  8. Impresionante entrada, amigo Galieo, lástima que no podamos apreciar desde nuestras latitudes estas maravillas que encierra el espacio. La estrella Eta Carinae es atrayente y temible a la vez, impresionan todas sus medidas y esas eyecciones de masa, si en mi corta vida se convierte en supernova haré lo imposible por observarla, con sus articulos me despierta el alma viajera, ya desde “El Joyero” que tengo pendiente el viaje al Sur.
    Muchas gracias por sus aclaraciones al tema de Mercurio, muy útiles y creo que me aclaré e incluso ya lo puedo explicar, es Ud. un tesoro.
    Un fuerte abrazo

    • Los cielos australes son sorprendentes, impresionantes, increíbles. Lo que pasa es que para mí es mucho más difícil elaborar un artículo sobre uno de esos objetos, que no son visibles desde mi residencia, mi buen amigo. Aún así, lo intento de vez en cuando, y ya lo he conseguido con el Joyero, Omega Centauri, y ahora Eta Carinae. Cuando haga usted ese viaje, podría aprovechar y enviarnos la crónica de sus observaciones. Le quedaríamos tremendamente agradecidos.
      Para mí es una alegría y una satisfacción que mis aclaraciones sobre Mercurio le hayan resultado útiles.
      Amigo Umbriel, un fuerte abrazo gaditano. ¡Puxa Asturies!.

  9. otro excelente articulo. me llamó la atencion que habló sobre cannopus, tengo una duda, en Mexico las noches pasadas creo yo que la he visto a (cannopus) si es posible?? sale mas o menos como a las 9:30 en adelante hacia el sur. dice que es la segunda mayor en brillo despues de Sirio.
    habló tambien sobre que eta carinae explotara como una “hipernova” yo había leido sobre las supernovas. ¿difiere en algo este termino?
    excelente informacion. me ha gustado. un placer leer esta clase de articulos.

    • Canopus se observa desde México D.F. sin ningún problema. Culmina, en esta época, hacia las 20:22 hora local, a unos 18 grados de altitud sobre el horizonte mirando hacia el sur. (Esta información no es válida para otros lugares del planeta que se encuentren muy alejados de la Ciudad de México.)
      En cuanto a las hipernovas, es un concepto similar a las conocidas supernovas, pero así como 100 veces más intensas y violentas. Sólo se da en estrellas muy masivas como Eta Carinae. Otras diferencias en el espectro son mucho más sutiles, y denotan la presencia de elementos químicos distintos en unas y otras, la velocidad a la que han sido expulsadas las partículas en la explosión, y otros detalles mucho más especializados. Pero en esencia, la diferencia está en la intensidad.
      Un saludo cordial.

  10. Así que este magnífico espectáculo también está en los cielos del sur?
    Qué imponente! bueno, no sé cómo catalogar… no tenía idea de que la estrella “loca” estaba en estas regiones… ahora cuando mire hacia Crux y Centauro lo haré con más respeto! Esto es apasionante. Gracias otra vez

    • Así es, Norma, los cielos australes son sinceramente envidiables. Desde mi ubicación, en Cádiz, ni Alpha Centauri, ni Crux, ni Eta Carinae, ni Canopus, ni las Nubes de Magallanes, pueden avistarse en ninguna época del año, pues no superan la línea del horizonte. Tampoco las Pléyades del Sur ni 47 Tucanae, ni el Joyero, y esto por poner sólo unos pocos ejemplos. Además, los niveles de contaminación lumínica en el Hemisferio Norte han hecho desaparecer a la Vía Láctea en la mayoría de los paisajes nocturnos, y en muchos lugares sólo se aprecian unas poquitas estrellas. La Galaxia de Andrómeda, una de las joyas de los cielos boreales, que hace unos años se veían sin problemas a ojo desnudo, ahora hay que observarla desde los cielos de la montaña. Así es que disfrute de esos cielos, hágalo por todos nosotros, y yo se lo agradeceré. Saludos cordiales.

  11. Bien, entonces lo observo en nombre de todos.
    Pero también tienen ustedes sus maravillas… como yo soy del sur, pensé que jamás conocería la Osa. Pues bien, gracias a Dios pude visitar España, y cierta noche, viajando de madrugada desde Valladolid hacia Madrid, entraron en mi visión periférica unas estrellas muy brillantes. Cuánta emoción al fijar la vista…¡era la Osa!

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: