15 de junio: Las fotos del eclipse

No aparecía por ningún sitio. A la hora convenida, la Luna parecía haber faltado a su palabra, y no ofrecía su faz enrojecida. Parecíase como si, realmente azorada, no se atreviera a mostrar su lado más íntimo, y se ocultara tras las brumas que, a esas horas, invadieron el horizonte del este.

No sólo Lucía y Helena (sí, con hache), las dos pequeñas que nos acompañaban, empezaban a mostrar su decepción, sino que también los mayores se asomaban insistentemente a la azotea del edificio (gracias, Anita y Antonio), en busca de algún rastro de la imagen prometida. Por fin, entre la bruma, pudimos divisar al satélite, totalmente eclipsado, y muy bajo en el horizonte. Sabíamos que estaba, y no podíamos verlo, y fue esto lo único que falló en un anochecer que habíamos previsto al minuto y al milímetro.

Menos mal que nuestro amigo Umbriel ha acudido al rescate, y nos envía esta estupenda fotografía, la primera de todas que encabeza este informe de urgencia, muy poquitos minutos después de que la Luna hiciera su aparición sobre el horizonte de levante.

Todos habían colaborado en la preparación del equipo. Las maniobras de nivelado, orientación, montaje y equilibrado fueron esta vez una tarea colectiva y entusiasta, en la que reinaba la ilusión; Pepi y Natalia se afanaban en ello, aunque con la aportación de todos los demás. Así, el pequeño Vincenzo, un Meade de 70 mm con montura altazimutal, pronto fue dominado por los que venían por vez primera. Los más veteranos enseñaban las curiosidades que el cielo nos iba mostrando, conforme el crepúsculo avanzaba. Loli, Miguel y Bienvenido, los nuevos fichajes, observaban entusiasmados.

Yo, por mi parte, me encargué del refractor de 6 pulgadas, cuya montura ecuatorial no es adecuada para el manejo de los principiantes, y también del equipo fotográfico. Fue difícil encontrar el foco adecuado, y no siempre lo conseguí. En mi descargo, he de alegar que la bruma insistía en impedírmelo. Mientras tanto Chica, la perrita, dormitaba tranquila después de haberse agotado jugando tras la pelota.

Una vez divisada, la Luna ya no nos abandonó. Diríase que perdió su temor, y permaneció entre nosotros hasta el final de la sesión. Nos agasajó con todos los colores y luminosidades que habíamos previsto, y resultó un espectáculo único que nos dejó a todos alegría en el espíritu y sonrisa en los labios.

Cuando por fin volvió a iluminarse, comenzamos el desmontaje y la despedida. Cari se notaba satisfecha, Natalia entusiasmada, Pepi contenta y Anita feliz aunque cansada. Aún tuve tiempo de guiñar un ojo al Escorpión, disimuladamente, sin que nadie nos viera, pues sólo él y yo sabemos que muy pronto volveremos a vernos.

“No es que la Luna tenga luz de plata
como nos dicen algunos poetas,
es que de noche se baña en las aguas
de nuestra típica y bella Caleta”

Paco Alba

Anexo

En su comentario, Iridum pregunta por el reflejo que aparece en la parte inferior derecha de esta última fotografía, que resulta ser un paraselene. A continuación incluyo otra imagen, tomada el mismo día, donde se aprecia mucho mejor:

En la respuesta a dicho comentario, he redactado una pequeña explicación sobre este fenómeno.

Volver al principio del artículo.

Volver al principio de la bitácora.

Ir al Índice Temático.

20 comentarios to “15 de junio: Las fotos del eclipse”

  1. Ahora si.
    Hola:
    que bonita crónica nos deja y le veo sembrando afición por todos los sitios, que no decaiga.
    La aparición tardia de la Luna fue general, todo el mundo comenta lo mismo, fué la atmosfera envidiosa que no queria que la admirasemos!.
    que bueno fué el ver las estrellas al lado de la luna llena, que normalmente es imposible, pero ayer durante mas de una hora era una maravilla.
    Mañana seguiré trabajando las fotos haber si le hago llegar algo digno.
    Fuerte abrazo y ¡arriba la Bitácora!

  2. Está genial ese relato, se parece a los de Mi Bitácora De Observación =D jejeje

    • Muchas gracias, Uranita. Ese comentario parece demostrar que el artículo es de su gusto y de su estilo, y eso me satisface y me halaga. Un saludo cordial.

  3. EL MEJOR ARTICULO, FUE UNICO.

  4. fue genial yo me lo pase muy bien,aunque con la duda si te habia dicho el sitio exacto desde donde la veriamos bien,pero al final todo perfecto mi luna mas linda que nunca,y una excusa mas para pasar un buen rato con los amigos,que espero que repitamos mas veces.besitos

  5. Gracias por las fotografias!!!!!! Bellisimas!!!. Una pena no haberla visto, pero ustedes fueron nuestros ojos esta vez. Gracias Gali por colocarlas aca en la bitácora. Besitos

    • Es cierto, Noe, esta vez nos tocó. Es imposible que un eclipse pueda verse simultáneametne en toda la Tierra, porque la mitad del planeta le está dando la espalda a la Luna, pero ahí estuvo la cámara, y os he traído esta pequeña muestra. Gracias a ti, querida amiga. Besos.

  6. Silvia Nava Says:

    Amigo, me encanta tu forma de describir los momentos… casi siento que estoy ahi mismo… Felicidades… y bueno aca en mi rancho no se vio nada… Besosss

    • ¡Qué alegría verte por aquí, Silvia!. Me has dado una enorme alegría, porque además hace mucho que no nos leemos, y tú ya sabes el enorme afecto que os tengo, a ti y a tus capirotadas.
      Ojalá hubieras estado junto a mí durante el eclipse, pero ya sabemos que esto va “por barrios”, y en diciembre se vio en tu país, y aquí no pudimos verlo. Ahora pasó al revés, pero ahí tienes algunas de las fotos que pude tomar.
      Muchos besos, mi querida Silvia. Cuídate mucho.

  7. Hola Amigo Galileo.
    Impresionante la noche ya de por sí, yo tb la vi perfectamente, un poco tardia. Aun estoy emocionada por el gran acontecimiento, si me gusta el toque poetico que le sueles poner al principio, este articulo es poetico en todo su extensión. que suerte tienes querido Galileo por rodearte de tan buena compañia y ojala en el proximo eclipse seamos una gran asociación de aficionados a la astronomia. Yo me apunto….
    Muchos besitos para todos y el articulo es guapoooo…. me encanta.

    • Es verdad, tengo una gran suerte, porque todos esos amigos son muy importantes para mí, y nos queremos muchísimo. Hay un afecto sincero y una amistad verdadera, así es que la Luna no fue el único tesoro del que disfruté durante esa noche.
      En cuanto a la Sociedad Astronómica, ¿por qué no?. Todo es proponérselo, y seguro que sale bien. Ánimos, muchas gracias, y muchos besos.

  8. Yo me austé, mirábamos el horizonte esperando que apareciera y nada, hasta que al rato la vimos ya alta. Se había burlado de nosotros y pasó escondida.
    Namobu, yo no creo que este artículo sea el mejor, pero sí que nos sentimos parte de él, porque todos estábamos pendiente de lo mismo y lo sabíamos. Yo pensaba ahí estarán Galileo y sus amigos, Carmen y los suyos en Cádiz, Umbriel y los suyos en Asturias, ¿qué vera Edgar desde tan lejos?
    Unas fotos muy buenas, ya tenemos donde mirar cuando queramos recordar esta noche, por cierto en la de Escorpio (preciosa), hay un reflejo debajo a la derecha, no parece que sea de la cámara, bueno no sé. Saludos a todos los bitacoreros. Y para ti (permíteme el tuteo) mi agradecimiento, estas fotos son el broche de oro para una noche inolvidable.

    • Querida Irium, no es q sea el mejor articulo pq los ha habido y los habra mejores. pero para mi es el mejor por una serie de temas personales q le rodean; por eso sentimentalmente es el mejor articulo. de todas maneras muchas gracias por la apreciación. espero poder seguir juntas en nuestra querida bitacora

    • Es un paraselene. Se trata de un extraño fenómeno óptico que se produce cuando los rayos de la Luna son refractados por los cristales hexagonales contenidos en nubes como cirros, produciendo esa curiosa luminiscencia. Ya sabemos que la noche del eclipse había bastante bruma, y además era Luna llena, así es que mi cámara pudo captarlo, aunque yo no me di cuenta hasta que vi las fotografías en la pantalla del ordenador.
      El fenómeno suele ocurrir a ambos lados de la Luna, a un mínimo de 20º, y se ve acompañado por un halo circular alrededor del satélite, que en esta ocasión no es captado por la fotografía. He incluido otra foto, del mismo día, al final del artículo, donde se ve todavía más claro.
      Naturalmente, podemos tutearnos sin problemas. Un saludo cordial.

  9. Suelen decir que “mal de muchos, consuelo de tontos”, pero les cuento que aquí, en el norte argentino, también hubo el problema de la bruma-humo, o algo así… me acerqué a la costa del río para observarla, y recién la vi cuando ya la sombra empezaba a retirarse… pero bueno, los que tenemos esta afición/admiración/gusto por los cielos, seguiremos mirando hacia lo alto ¿No?

    • Claro que sí, seguiremos disfrutando de los cielos, porque somos unos locos de la cosa esta de las estrellas. Ojalá tenga más suerte para la próxima vez. Cordiales saludos.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: