M44: El cúmulo del Pesebre (Praesepe)

Conocido desde la prehistoria, el objeto número 44 del Catálogo Messier, llamado El Pesebre, es sin duda uno de los más bellos y notables del Cielo. Se trata de un cúmulo abierto visible sin ayuda óptica, que además se sitúa muy cerca de la eclíptica, recibiendo por tanto la visita de la Luna y de los planetas con asiduidad, y que localizamos en la Constelación de Cáncer.

Los cúmulos abiertos, llamados así en contraposición a los globulares (véase M13, el Gran Cúmulo de Hércules, en la fotografía de la derecha), reciben también las denominaciones de cúmulos galáctivos y de cúmulos estelares. Son grupos de decenas, cientos o miles de estrellas originadas en la misma nube de gas, que al colapsar por efectos gravitatorios formaron esas estrellas. Muchas veces el gas ha desaparecido, en todo o en parte, debido a la radiación emitida por las estrellas más brillantes y su aspecto es el de un salpicón irregular de puntitos luminosos, sin estructura y en general asimétricos.

Las estrellas que albergan suelen ser jóvenes (unos cientos de millones de años; compárese con los más de 4.000 millones del Sol), masivas y muy calientes y están esparcidas en tamaños del orden de la treintena de años-luz, y lentamente se van dispersando por el efecto de marea producido por el centro de la Vía Láctea, de manera que al paso del tiempo -millones de años- las estrellas que lo forman se irán mezclando con el resto de la galaxia hasta diluirse por completo (texto recuperado del artículo sobre M45).

Algunos ejemplos, entre otros muchos, son el Cúmulo de Las Pléyades (M45) en la constelación de Tauro (fotografía de arriba a la izquierda), el delicioso Joyero (NGC4755) en La Cruz del Sur (imagen de la derecha), el también notable Cúmulo de Ptolomeo en la Constelación de Escorpio, o el espectacular Cúmulo Doble en Perseo.

Hoy, sin embargo, dirigiremos nuestra atención hacia el precioso y multicolor cúmulo del Pesebre, aunque antes de fijar nuestra mirada en él, haremos una breve incursión por Cáncer, que es la región donde se ubica.

Es Cáncer (El Cangrejo, genitivo Cancri, abreviatura Cnc) una tenue y reducida constelación zodiacal situada al este de Géminis, a quien sigue en su aparición por el horizonte, y al oeste de Leo, a la que precede en su ocaso. Linx (El Lince) es su vecina del norte, mientras en el sur la limitan Hydra y Canis Minor, con la brillantísima Procyon. No hay estrellas brillantes, pues Alpha Cancri, llamada Acubens, es casi de cuarta magnitud, y su estrella más brillante, Altarf (Beta Cancri) es de magnitud +3.53. M67, conocido como Cúmulo del Rey Cobra, es el otro objeto Messier presente en la constelación. Desconozco la razón por la que se le llama de esa forma. Quizás algún lector nos lo pueda decir por medio de un comentario al final del artículo.

En estas fechas (finales de octubre) aparece sobre el horizonte hacia la 1:30 am.

M44 es el Cúmulo de la Colmena (Beehive Cluster para los angloparlantes), pero también, más comúnmente, el Pesebre (latín Praesepe). Este nombre se debe a que está situado entre dos estrellas que tienen nombre de asnos: Al norte se encuentra Asellus Borealis (Gamma Cnc), el asno del norte, una estrella blanca de tipo espectral A1 (blanca) y magnitud +4.7 distante 155 años-luz del Sistema Solar; al sur de M44 localizamos a Asellus Australis (Delta Cnc), el asno del sur, que es amarillenta, tipo espectral K0 de magnitud +3.9 y a la misma distancia de 155 años-luz.

Marte sobre el Allalinhorn
La imagen, tomada durante un viaje a los Alpes suizos, no se limita a mostrar sólo a Marte. Detrás de los pinos que hay en primer plano podemos ver las pendientes que culminan en la cima nevada del monte Allalinhorn. Más allá del monte, nos encontramos con un cielo repleto de estrellas. Justo a la izquierda y un poco por debajo de Marte aparece el cúmulo estelar del Pesebre (M44); en la dirección opuesta (justo arriba y a la derecha de Marte), las estrellas Castor y Pollux se asoman entre las copas de los árboles. (Fuente: http://observatorio.info/2010/03/marte-sobre-el-allalinhorn/)

Ya en el año 260 a.C., el poeta y filósofo griego Aratus llamó a M44 Pequeña Neblina en su obra Phaenomena (aspectos). Hiparco y Ptolomeo también lo incluyen en sus catálogos respectivos, y Johan Bayer lo anota en su carta como Nubilum. Es Galileo quien finalmente descubre su naturaleza: “La nebulosa llamada Praesepe no es una única estrella, sino una masa de más de 40 pequeñas estrellas”.

Bajo cielos oscuros, y a simple vista, Praesepe aparece como una mancha de aspecto nebuloso en la que no se resuelve ninguna estrella, pues el miembro más brillante del cúmulo, Epsilon Cancri, tiene magnitud +6.3. Como se trata de un objeto amplio y escasamente concentrado, con unos prismáticos podrán verse sus estrellas más notables. Un telescopio, naturalmente, mostrará más estrellas, pero la dispersión del cúmulo hará que pierda impacto visual al disminuir el campo de observación.

El cúmulo ocupa en el cielo un ángulo de 90′. En él se han llegado a distinguir más de 300 estrellas, y las últimas mediciones revelan que se encuentra a la distancia de 577 años-luz. Tiene una edad estimada de 400 millones de años y su magnitud aparente se cifra en +3.7. En M44 se encuentra una buena cantidad de estrellas dobles y triples, y esta circunstancia aumenta aún más su atractivo para el aficionado.

El eclipse de 2.008, fotografiado desde Mongolia por Miroslav Druckmuller. A la izquierda se sitúa Mercurio, y M44 está a la derecha.

Al tratarse de una constelación zodiacal (Asellus Australis se sitúa justo sobre la eclíptica), no es extraña la presencia en las cercanías del Pesebre de la Luna, los planetas e incluso el Sol, protagonizando frecuentes conjunciones e incluso ocultaciones. En la siguiente imagen, M44 está flanqueado por Saturno (izquierda) y Marte (derecha).

Mitología

Para Eratóstenes, estos dos asnos fueron montados por los dioses Dionisio y Sileno en su batalla contra los Titanes. Los asnos comenzaron a rebuznar con tal fuerza que los Titanes se asustaron, y así los dioses pudieron vencer en la batalla. Los asnos obtuvieron como recompensa un lugar en el Cielo junto con El Pesebre.

Volver al principio del artículo.

Volver al principio de la bitácora.

Anuncios

14 comentarios to “M44: El cúmulo del Pesebre (Praesepe)”

  1. Arlequín Says:

    Amigo gracias por darnos la oportunidad de leerlo nuevamente. Gracias por compartir sus conocimientos con nosotros. Excelente artículo como siempre. Me encantan estos cúmulos, me maravilla la cantidad de estrellas que hay en cada uno. El cúmulo del pesebre tiene una constitución hermosa y como usted decía debe ser un impacto visual apreciarlo con un telescópio. No deje de publicar estos espléndidos artículos que nos hacen viajar y descubrir la belleza del universo a través de sus ojos. Un abrazo amigo

    • Estos objetos son los que con mayor frecuencia pueden apreciarse a simple vista, entre todos los de Cielo Profundo, y los más fáciles de localizar al telescopio. Su visión, en general, y en el Pesebre en particular, resulta deliciosa e impactante, como usted muy bien apunta, amigo Arlequín.
      Debo agradecerle su participación animosa, su constante presencia en la bitácora, sus palabras siempre llenas de afecto. Un fuerte abrazo.

  2. bueno yo como siempre no encuentro las palabras adecuadas
    para decir todo lo bueno que me aporta la bitacora,pero si te digo que me alegra muchisimo seguir leyendola y que ojala por muchos años….
    besitos…….

    • Eso espero yo también, Anita, poder seguir con estos artículos durante mucho tiempo, por una parte, y seguir contando contigo, porque desde luego hay que ver lo bien que nos tratas, tanto a mí como a la bitácora. Muchos besitos.

  3. Hola amigo Galileo.
    Seguro que sabes la emoción que sentí al abrí la bitácora y de nuevo tu articulo, y que además es muy bello, el cúmulo del pesebre, Hércules, Pléyades, ect.ect y como tu las describes, parece tenerlas tan cerca, y tan inalcanzables, pero por eso están ahí por inalcanzable.
    A destacar las fotos en particular el eclipse y el gran cúmulo de Hércules. Saludos para todos los bitacoriano bueno para ti besito.

    • Lo sé, querida Cari, porque tú eres de las personas que más me han apoyado, y de las que más se han preocupado por la crisis que acabamos de superar. Pero ya es agua pasada, afortunadamente, y la bitácora sigue ahí, navegando, con todos nosotros disfrutando del viaje.
      El Pesebre es un cúmulo exquisito, y yo sabía que te gustaría mucho.
      Muchos besitos.
      P.S. Los bombones están riquísimos, pero esta gente me los está robando.

  4. Excelente!! ahora solo de pasadita por la bitacora, he estado muy ocupado pero ni las ocupasiones de trabajo impediran que cultive mi mente con algo que me encanta como son las estrellas, galaxias, cumulos, etc; en fin todo lo que exista en el universo……………. Saludos y espero con ansia el proximo articulo,,,,,

    • En ello estoy, amigo Ángel. Probablemente esta misma noche tenga usted en su pantalla mi nuevo trabajo. Mientras tanto, ánimos con su trabajo, paciencia, y ya sabe que aquí siempre lo esperamos todos con los brazos abiertos.
      Un saludo muy afectuoso.

  5. Amigo Galileo, no te puedes ni imaginar la alegria q me produjo abrir mi ordenador,comprobar q tenia internet (despues de dias sin conexion) y mi alegria fue mayor aun si cabe,cuando al abrir nuestra querida bitacora comprobe q teniamos un nuevo articulo, fue una satisfaccion enorme pues eso significa q el tiempo pone a cada uno en su lugar, y q nuestra bitacora y nuestras ganas de aprender no nos la van a quitar nada ni nadie. como siempre un articulo espectacular. a por cierto he descubierto q has colocado un indice, me encanta pq asi lo tengo todo a mano y mucho mas claro. muchas gracias y te debo una visita (q no se me olvida). hasta nuestro proximo encuentro

  6. Hola, mi querida amiga.
    Dicen que no hay mal que por bien no venga, y en esta ocasión, “gracias” al ataque que ha sufrido la bitácora, he sentido vuestro calor y vuestro apoyo. De verdad que ha sido muy importante para mí notaros a mi lado, y por eso hoy la bitácora vuelve a volar con fuerza y alegría.
    El índice era necesario, pues ya tenemos muchos artículos y cada vez se hacía más complicado navegar por la página. Ojalá os sirva.
    Ven cuando quieras, ya sabes donde estoy.
    Un besito.

  7. Ke bueno ke exista gente ke contribulla a tan invaluable Sabiduria !!!! Mil millones de años Luz Agradecido !!!! y me kedo corto !!!

  8. Muy buen articulo, te quedó muy bien y muy completo… gracias 🙂

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: